Congreso instalará nuevo periodo legislativo tras enfrentamiento con Maduro

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

La Asamblea Nacional del Congreso de Venezuela, de mayoría opositora, instalará mañana viernes el periodo legislativo de 2018, en lo que se perfila como un nuevo capítulo del enfrentamiento político con el presidente Nicolás Maduro.

La Asamblea intentará este año recuperar parte de su relevancia como poder del Estado, luego que en 2017 fuera anulada por la Asamblea Constituyente, que se instaló en agosto pasado y está controlada por el chavismo.

El órgano legislativo confirmó que la sesión de este viernes tendrá como único punto a debatir la elección del presidente, de dos vicepresidentes y del secretario.

‏Todavía no se conoce el nombre del posible presidente, aunque el partido Un Nuevo Tiempo (UNT) mencionó los nombres de Omar Barboza, Enrique Márquez y Delsa Solórzano.

El nuevo presidente asumirá la silla que dejará Julio Borges, del partido Primero Justicia, quien a su vez había sustituido al diputado socialdemócrata Henry Ramos Allup, líder legislativo en 2016, en cuyo mandato se inició la pelea política de la Asamblea con Maduro.

Maduro apeló al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), que con polémicos fallos anuló a la Asamblea Nacional, hasta que se instaló la Constituyente, elegida el 30 de julio en unos comicos en los que no participó la oposición, que la considera una entidad fraudulenta.

El Poder Legislativo está controlado por la mayoría opositora desde las elecciones de diciembre de 2015.

La Asamblea Nacional funciona sin bancada oficialista, la cual se retiró de la cámara luego que varios de sus diputados pasaron a formar parte de la Constituyente, que sesiona con 545 miembros en los mismos espacios del palacio Federal de Caracas.

En el panorama no se observa una posible tregua en la pelea con el gobernante, menos este año, en el que están previstos los comicios presidenciales y Maduro buscará la reelección.

El mandatario venezolano acusa a la oposición de haber desarticulado la Asamblea, a la que señala como un ente inútil.

El año pasado, Maduro acusó a Borges de haber propiciado las sanciones financieras que aprobó Estados Unidos contra Venezuela, acusándolo de “traición a la patria” y pidiendo “justicia” para el opositor.

Aunque Borges dejará la presidencia de la Asamblea Nacional, continuará al frente de la delegación opositora que negocia con el gobierno una salida a la crisis que vive el país. La nueva etapa de las conversaciones, que se llevan a cabo en República Dominicana, está prevista para el 11 y 12 de enero.

En el diálogo, la oposición exige entre sus condiciones que se respeten las facultades de la Asamblea Nacional y se disuelva la Constituyente, lo cual es rechazado por el gobierno.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.