La Casa Blanca rebaja ahora un 30% las monedas conmemorativas de la reunión de Trump y Kim

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Segundos después de que Donald Trump anunciara el jueves la cancelación de la histórica reunión con el líder norcoreano Kim Jong-un surgió una pregunta imprevista en el marco geopolítico: ¿Qué va a pasar ahora con las monedas? Se trata de las polémicas insignias conmemorativas del encuentro, dadas a conocer el pasado lunes por la Casa Blanca. Aunque aún es posible que la cumbre sí se celebre, como sugirió Trump este viernes, una cosa es segura: las monedas siguen a la venta y ahora con un 30% de descuento (han pasado de 85 dólares a 59).

No satisfechos con la polémica desatada por la Agencia de Comunicaciones de la Casa Blanca, al acuñar una insignia donde se equipara a un líder democrático con uno autoritario para conmemorar un encuentro que cojeaba, la Administración de Trump ha decidido que es un buen momento para ofrecer el producto “a un precio especial”. La jugada le ha salido bien porque ha aumentado considerablemente la demanda por los metales en la página web de regalos de la Casa Blanca, según The Washington Post.

Hay una aclaración importante que encabeza la descripción del producto sobre la reunión que estaba prevista para el 12 de junio en Singapur: “Si la cumbre no ocurre, puede solicitar un reembolso. La mayoría de los clientes han dicho que quieren esta reliquia histórica y política sin importar el resultado”. Eso sí, el metal se vende sin foto. La moneda, revelada el lunes a los periodistas, en la que solo aparecen tallados Trump y Kim, no está visible en la página web, a diferencia de las mantas, decatadores de vino o colleras con insignias de EE UU.
La decisión de no publicar la imagen puede responder a la descripción de la insignia: el segundo año de mandato de Trump, la reciente liberación de los tres rehenes norteamericanos presos en Corea del Norte, las conversaciones de paz entre Estados Unidos, Corea del Sur y Corea del Norte “y la eventual cumbre” entre Trump y Kim. Pero en el metal presentado a los periodistas no se vio por ningún lado al presidente surcoreano, Moon Jae-in. Lo invitan al festejo, pero no aparece brindando.

Cuando la Casa Blanca intentó contener la controversia por fabricar estas monedas, la portavoz presidencial, Sarah Sanders, subrayó que es un “procedimiento estándar” de la unidad militar asignada a Trump. Y que el Gobierno no tiene nada que ver con el diseño y fabricación de los metales pese a que dicha unidad forma parte del organigrama presidencial. Ahora habría que preguntarle si son ellos los que manejan o no los descuentos.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.