Miles de británicos toman las calles de Londres para protestar contra la visita de Trump

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Decenas de miles de británicos se han lanzado a las calles de Londres bajo la consigna “¡Resistid a Trump!”. Jeremy Corbyn, ausente durante las manifestaciones anti-Brexit, se sumó esta vez a las protestas junto a la plana mayor del Partido Laborista y condenó públicamente “la misoginia y la xenofobia” del presidente norteamericano. Los manifestantes llegaron a estar a 50 metros de Downing Street, donde se reunieron el presidente norteamericano y la ‘premier’ Theresa May.

La concentración partió a media mañana de Trafalgar Square, con el popular “Baby Trump” volando sobre las cabezas de los manifestantes y acompañado esta vez del robot gigante “Dumping Trump”, made in China, que se convirtió en la gran atracción.

Sentado sobre la taza del váter y escribiendo simultáneamente en twitter, el “autómata” de Trump (financiado por el nortemaricano Don Lessem, experto en dinosaurios)increpaba cada dos por tres a los manifestantes a los gritos de “You are Fake News!”, “¡Caza de brujas!” o “Soy un genio muy estable”.

“Hemos sido víctimas de los insultos y las manipulaciones de Trump nada más tocar tierra”, advertía Leslie Warran, una estudiante de Filosofía de 22 años, a los pies del aparatoso robot de seis metros. “Sus tuits contra el alcalde de Londresson un ataque contra todos nosotros: todos los que no le besamos el culo somos perdedores ante sus ojos”.

El alcalde de Londres, Sadiq Khan, dio también su apoyo a la manifestación anti-Trump tras el intercambio de insultos a su llegada. “Mis ataques contra él no son personales, sino por todo lo que representa”, se excusó Khan. “Este país no puede tender la alfombra roja a la intolerancia, la discriminación y el racismo”.

Sean McIntosh, un escocés de 35 años, votante del Partido Verde, se enzarzó en su propia guerra dialéctica sobre la marcha con un grupo de sindicalistas laboristas. “Me parece muy bien que Jeremy Corbyn le plante cara a Trump”, advirtió McIntosh, “Pero si Trump y Putin están a favor del Brexit, nosotros no podemos estar a favor del Brexit, y Corbyn sigue sin mojarse. Así le ha ido en las europeas”.

Tim Brassey, 59 años, votante de Change UK en las europeas, se paseó con una foto silueteada de Trump besando en la boca a Farage y declarándole: “Te quiero más que al pollo clorinado”. “Trump es el el Brexit, el nacionalismo, el aislacionismo, la intolerancia”, declaró Brassey. “Quienes nos venden aquello de “Recuperar el control” quieren en el fondo entregar el control a los americanos, a tragar sus productos agrícolas, a privatizar nuestra sanidad pública. Dejaríamos de ser europeos para convertirnos en vasallos de Donald Trump”.

Brassey no ha perdido la esperanza, ni siquiera en el caso de que el “oportunista” Boris Johnson llegara a Primer Ministro. “El Parlamento bloquearía el “no deal”, habría una moción de confianza y acabaríamos en elecciones generales, en un mapa político completamente nuevo, con el Partido del Brexit en un lado y las fuerzas anti-Brexit en el otro. El Partido Conservador y el Partido Laborista quedarían relegados a meros observadores. No se han dado cuenta de que el Brexit es la nueva línea divisoria de la sociedad británica”

La galesa Angela Steatham, 56 años, laborista de toda la vida, expresó su confianza en que Corbyn abra por fin los ojos: “La visita de Trump es una conspiración para impulsar el Brexit duro, y no sé qué tiene que pasar para que este país se dé cuenta. Apoyar el Brexit es apoyar a Trump, y viceversa. A ese extremo hemos llegado. Solo falta que nuestros líderes despierten y reaccionen”.

“Trump es un matón, un racista y un misógino que está dando marcha atrás a los derechos de las mujeres y dando un púlpito a los negacionistas del clima”, declaró por su parte la candidata a líder liberal-demócrata, Jo Swinson. “Las protestas de Londres sirven para demostrarle que no compartimos sus principios y sus valores”

“Parad a Trump, Parad el Brexit” fue de hecho una de las pancartas más visibles en la manifestación, ondeada por el grupo Best for Britain, que rescató para la ocasión un tuit enviado por @realDonaldTrump tres semanas después del referéndum de la UE: “Pronto me llamarán Mr. Brexit”.

Donald Trump tiene previsto cenar el martes con los otros dos máximos aspirantes al título de Mr. Brexit: Boris Johnson y Nigel Farage. Antes, Trump tendrá el honor de despedir a Theresa May es su última conferencia de prensa, antes de su dimisiónm prevista para el viernes.

Scotland Yard ha desplegado a 10.000 agentes para garantizar la seguridad del presidente norteamericano, que se ha desplazado por Londres preferentemente en helicóptero.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.